Redes sociales, el escaparate perfecto para las marcas de moda

Desde que las diferentes redes sociales llegaran a la vida de casi 4.000 millones de personas alrededor de la Tierra, éstas se han convertido en el escaparate perfecto para las marcas de moda.

A lo largo de los últimos años, así como actualmente, se han encontrado implementando estrategias de Marketing Digital para dar a conocer todos sus productos a través de las posibilidades que ofrecen.

Cada vez son más las redes sociales que permiten realizar compras desde la misma, pudiendo el usuario adquirir cualquier producto sin tener que finalizar el proceso desde una página web.

Pero, ¿qué ocurre con las páginas web?

Como todas las novedades que las redes sociales implementan en cada actualización, existe un periodo en el que tanto los creadores de contenido como los usuarios tienen que adaptarse a las mismas.

A pesar de ello, parece ser que las redes sociales están comprendiendo la importancia de que el usuario permanezca el mayor tiempo posible en ellas, al igual que las marcas.

De todas las compras que se realizaron online durante 2020, el 70% se llevaron a cabo a través del smartphone. De esta manera, la página web está quedando desbancada por la aplicación móvil.

Los expertos auguran que no desaparecerá, pero sí que su uso se verá mermado o sustituido por las aplicaciones móviles en un futuro no tan lejano.

Sin embargo, ¿qué ventajas poseen las redes sociales?

Con respecto a la página web de una marca de moda, las aplicaciones móviles cuentan con diferentes ventajas que hacen que se conviertan en el escaparate perfecto para las mismas:

  • Potenciación de la imagen y el vídeo: Por ejemplo, en Instagram la palabra queda relegada a un segundo plano y es la imagen la que toma el protagonismo. Algo similar ocurre en TikTok, pero en este caso con respecto al vídeo.
  • Siempre visible: Una vez que un usuario decide seguir el perfil social de una marca de moda, el algoritmo de esa red social realizará un sin fin de operaciones para que sus publicaciones aparezcan en el time line.
  • Foro de debate: Las redes sociales se han convertido, durante los últimos años, en un auténtico foro de debate donde poder conocer a otros usuarios con las mismas ideas o no.
  • Realidad: No solamente se muestran imágenes o vídeos de personas seleccionadas por esa determinada marca de moda, sino que también personas que día a día llevan esas prendas, acercando la realidad al usuario.

A pesar de ello, ¿todo vale?

No, todo no vale en cuanto a la estrategia que se decida seguir en las redes sociales de esa determinada marca de moda.

A pesar de que todas ellas estén deseando que sus ventas se vean incrementadas, es cierto que deben de primar otros objetivos, tales como el de la imagen de marca.

Es decir, con una imagen de marca consolidada las ventas se van realizando poco a poco. Es más importante, por ejemplo, conseguir un público fiel antes que un público efímero que solo realice una determinada compra.

Los seguidores pueden elevar una marca de moda o, por el contrario, pueden hundirla. Por eso hay que mimarlo y no incidir en la compra de los productos, sino en mostrar y que ellos decidan el qué, el cuándo y el cómo adquirir ese determinado producto.

A pesar de que las redes sociales se han convertido en el escaparate perfecto para las marcas de moda, se debe de contar con una estrategia y, sobre todo, con un profesional de Marketing Digital que la cree y que, por supuesto, la implemente.